jueves, 21 de enero de 2016

UN DÍA EN GUANAJUATO, MÉXICO

Follow my blog with Bloglovin


Guanajuato es una ciudad llena de color y de historia de México, es un lugar clave como destino turístico que regala calles llenas de vida y escenarios únicos.

Definitivamente se ocupa más de un día para conocer Guanajuato pero tampoco es una ciudad en donde ocupes estar toda una semana, es cuestión del ritmo y disponibilidad que tengas para determinar qué tan tranquilo o ajetreado será tu itinerario pero, si estás cerca y te queda un día disponible, aquí te dejo algunos consejos para que puedas visitar lugares emblemáticos.

Quiero agradecer a Perla Castro que vive hace un par de años en ésta ciudad y fue quien me organizó prácticamente las actividades, nos vemos pronto.

Puedes empezar con un rico desayuno en “Casa Valadez” que se encuentra justo frente al teatro Juárez, a mi me recomendaron acudir y no me decepcionó para nada, por el contrario, tanto el lugar como la comida y el trato fueron muy agradables.


Entrada a Casa Valadez, centro de Guanajuato.
Enchiladas "Diego Rivera".
TIP: no debería decirlo pero me lo dijo un mesero así que pues, se los diré: si cuando pidas la cuenta llegan y te dicen “su cuenta esta en ceros, no incluye el servicio”, significa que debido a una confusión, pusieron en tu cuenta un ‘boleto’ que le dan a los huéspedes del hotel con el desayuno incluido. A mí me pasó y claro que le dije al mesero que estaba equivocado porque yo no había dado boleto, escuchó alguien más y me trajeron la cuenta, después el mesero me dijo que cuando pueden lo hacen en atención a los buenos clientes, o sea, que me pudo haber salido el desayuno gratis gracias al mesero.

Después de haber desayunado, puedes empezar el recorrido caminando por el teatro Juárez, muy seguido hay exposiciones de arte, músicos, pintores, etc. que de verdad cuentan con mucho talento para deleitar tus ojos y oídos, vale la pena detenerse. Caminando hacia abajo en dirección a la Alhóndiga, encontrarás sólo calles empedradas así que lleva zapatos cómodos porque así será toda la ciudad. Las construcciones mantienen ese toque antiguo con colores muy pintorescos. 

Vas a pasar frente a la Basílica de Guanajuato para después incorporarte a un hermoso jardín que en invierno esta lleno de ‘noche buenas’.


Basílica de Guanajuato.
Seguirás bajando hasta topar con la siguiente imagen:

Antes de entrar al callejón del beso.
Entre esa construcción que ves color blanca del lado izquierdo y la color azul/rosa del lado derecho, hay un pequeño camellón que te lleva al callejón del beso, un spot obligado estando en Guanajuato. Hay personas que están esperando a los turistas para darte una reseña en 5 minutos a cambio de una propina, la tradición marca que si vas con pareja, deben darse un beso en el tercer escalón pintado de color rojo, si vas sin pareja, no pasa nada (¡gracias a Dios!, jaja).

Forever alone XD
TIP: Puedes subir al balcón a tomarte la foto sin problema y sin costo.

Sigues caminando sobre la calle principal y, después de haber girado a tu mano derecha (hay señalamientos), encontrarás la Alhóndiga de Granaditas que permite el acceso a los turistas a un bajo costo o al museo Diego Rivera que están cerca uno del otro; también puedes optar por entrar a alguno de los museos de momias que hay disponibles, en mi caso no fui a ninguno porque ya había ido antes pero es un must si es tu primera vez.

Cerca de la Alhóndiga pasa un autobús hacia La Valenciana y cuesta solo $5.00 m.n., te subes y te bajas en la iglesia, a mí no me tocó entrar porque estaba cerrada pero en esa misma parada puedes acceder a la mina; yo entré a la mina San Ramón con un costo de $30.00 m.n. por persona, la explicación del guía es muy amena, te permiten bajar hasta cierto punto y el recorrido dura unos 20 minutos cuando mucho.


Mina San Ramón.
Para continuar con el recorrido puedes acudir a la misma parada donde te bajaste para tomar nuevamente el autobús e ir a Cristo Rey, en realidad es una iglesia que queda como a 30 minutos con vista panorámica de gran parte del Bajío en el cerro del cubilete, sinceramente no es algo imprescindible pero si estás allá y tienes tiempo, pudiera ser una opción para que no te cuenten. NOTA: No vayas ningún domingo de procesión, pregunta a las personas locales y asegúrate de que no haya procesiones porque te tomará horas salir de ahí.


Cristo Rey, cerro del cubilete.
Para regresar será la misma dinámica, tomar el autobús que ésta vez te dejará de nuevo en la calle de la Alhóndiga en el centro. Un punto importante es el mirador del Pípila que te regala una vista hermosa de Guanajuato en donde se dejan apreciar todos los colores de la ciudad; debido a un accidente se clausuró el acceso mediante el funicular pero puedes llegar en taxi o caminando por cualquiera de los callejones en dicha dirección.

No olvides pasar al mercado (si seguiste éste itinerario, debiste haber caminado por el frente entre el callejón del beso y la Alhóndiga) para comer su deliciosa comida, comprar cajeta, dulces mexicanos, recuerdos y algún regalito para ti.

Lorena Beltrán
¡Gracias por leerme y dejar tu comentario! 
Sígueme en redes sociales: benele  Instagram | Twitter | Facebook Blogger | Pinterest