lunes, 19 de enero de 2015

ZOOFARI CUERNAVACA-TAXCO

Follow my blog with Bloglovin

En diciembre pasado tuve la oportunidad de visitar por primera vez la ciudad de Cuernavaca, Morelos también conocida como "la ciudad de la eterna primavera" que se encuentra en el centro de México y que no por nada se ha ganado ese título, la verdad es que en pleno diciembre el clima está templado tan perfectamente que no me pasaba por la cabeza el frío o el calor, simplemente es algo que no te preocupa estando ahí.

Gracias a la recomendación de una amiga, fui con mis amigos al Parque Zoofari que se encuentra a unos 40 minutos de Cuernavaca por la carretera federal Cuernavaca-Taxco en el kilómetro 55, es un zoológico que literalmente te pone de cerca con los animales para que los puedas tocar, alimentar (con comida exclusiva del parque) y tomarte fotografías con ellos, es una experiencia que sin duda alguna recomiendo a cualquiera que tenga planes de ir a Cuernavaca o sus alrededores, ¡no se van a arrepentir!, bien vale la pena dedicarle uno de tus días.

Puedes encontrar más información en su página de Facebook o en la página de internet pero te adelanto lo siguiente para que lo contemples en tu visita:
  • Debes ir en tu propio carro así que habrá que rentar uno porque no puedes pasar caminando.
  • Abren todos los días del año con horario de 9:00 am a 5:00 pm, te recomiendo llegar temprano para que disfrutes el tiempo que quieras con calma y plena luz del día.
  • Lleva ropa cómoda, no falda ni vestidos y si llevas shorts carga también un repelente para los mosquitos, tampoco sandalias porque se te mete la tierra #NotGood.
  • Ahí venden recipientes con comida para que puedas acercarte y alimentar a los animales, cuestan $15.00 pesos cada uno y con 2 ó 3 es más que suficiente.
  • La entrada tiene un costo de $159.00 pesos para adultos, no sé para los niños #sorry. 
Boleto de entrada adulto Zoofari
Mi animal favorito es la jirafa por muchas razones, me encanta su animal print, se me hacen súper elegantes y nobles aparte de que son altas como yo (bueno eso no tanto jaja) y para mi sorpresa la primer zona en el Zoofari es precisamente el lugar donde puedes convivir con las jirafas, ¡yo estaba soñada!. Cuando vas pasando en el automóvil también puedes ver otros animales pero la verdad no recuerdo cuáles son, estaba embobada con las jirafas. Te estacionas en el área asignada y puedes bajarte a tomarte las fotos que quieras.


 


Una vez que el furor de las jirafas pasó (después de más de 120 fotos... de verdad), nos dimos cuenta de que ahí mismo hay más animales a los que puedes llegar caminando pasando por hipopótamos, elefantes, avestruces, antílopes, cisnes, venados o 'bambis' como yo les digo, changos, gorilas, etc.

Bambi, no es bambi.
Cisne.


Tratando de tocar los cuernos pero me repele.
Para terminar la primera de 5 zonas disponibles y si te gusta la adrenalina, puedes subirte a una tirolesa de 200 metros que no esta muy extrema pero que sí te hará pasar un rato agradable; creo que cuesta $50.00 pesos, la verdad no recuerdo muy bien pero no es caro. Te pones el equipo, subes una colina pequeña y en la parte superior otro amigo del Zoofari te dará instrucciones para que bajes por encima del lago desde donde puedes ver la isla donde están los changos y otros animales, es muy divertido y se disfruta mucho porque no hay nada de peligro.

Final de la tirolesa de 200 metros.
Vuelves a tu automóvil y sigues a la zona 2 en donde podrás ver animales un poco más salvajes pero que son inofensivos, aquí no te puedes bajar del auto pero sí puedes alimentarlos con las ventanas abajo, se acercan mucho y si ven comida dentro van a meter la cabeza así que hay que tener un poquito de cuidado con eso. Dato curioso: de pronto se forman pequeñas manadas y te persiguen cuando echas a andar el carro, es muy gracioso y una bonita experiencia para que tomes video si es posible. ¿Qué animales vas a ver aquí? discúlpame pero no recuerdo los nombres, mejor te comparto un par de fotografías:

Recorrido por la zona 2- Zoofari.
Recorrido por la zona 2- Zoofari.
La tercer zona es más resguardada, cuando entras te piden que mantengas los vidrios arriba y pasas por dos puertas de seguridad, algo así como en los bancos donde abres una puerta y no puedes abrir la siguiente hasta que la anterior esté cerrada, pues así pero, ¿por qué?... porque es donde están los tigres y leones, aunque la verdad a nosotros nos tocaron bastante tranquilos ya que dos estaban dormidos y el otro bostezando a punto de seguir durmiendo pero eso sí, ¡son maravillosos! es muy bonito tener la oportunidad de admirar su belleza estando tan cerca y sentir ese ligero miedo al peligro porque en cualquier momento pueden reaccionar de una forma que no te lo esperas.

Tigre bostezando- Zoofari.
Sonriendo a los turistas.
Tigre durmiendo.
En la cuarta zona ya te puedes bajar nuevamente a caminar, vas a encontrar una tiendita donde puedes comprar bebidas o snacks además de más comida para los animales en caso de que lo necesites (en realidad en cada zona puedes comprarla). Aquí hay un lugar para que puedas apreciar una leona blanca hermosa, tuvimos la suerte de que estaba descansando pegada al vidrio y las fotografías me encantaron, por supuesto no podía faltar la selfie con la fiera:

Leona blanca.
También están las llamas (ola k ase), hienas, más venados y este amiguito que va a tratar de picarte la cabeza si te acercas mucho:



La quinta y última zona formal de animales se recorre en automóvil, aquí no te puedes bajar porque también son animales salvajes como rinocerontes, el que me tocó ver estaba comiendo zanahorias, kilos y kilos de zanahorias que pintaban sus cuernos de color naranja...
Rinoceronte comiendo zanahorias- 1.
Rinoceronte comiendo zanahorias 2.
...y zebras (¡¡hermosaaaas!! adoro su animal print también), a las zebras las puedes alimentar desde tu auto pero ten cuidado porque van a meter su cabeza tanto como puedan hasta alcanzar la comida, ¡son preciosas!

Alimentando a la zebra.
Beso falso.


Zebra- animal print.
La última zona es donde puedes relajarte, haz terminado tu recorrido. Estacionas tu auto y puedes comer en el restaurante que es parte del Zoofari, la comida esta buena (así no más, buena, no exquisita ni mala, sólo buena) o puedes pedir algo de tomar como aguas frescas, refrescos o cerveza. Hay algunos pericos, guacamayas, canguros, puerquitos, ponys y otros animales que puedes apreciar.

Puerquitos.
Canguro.
Pony.

Algo que me fascinó es que puedes tomarte fotografías con los siguientes animales:
  1. Dromedario (como el camello pero con una joroba)
  2. Jaguar pinto
  3. Jaguar negro
  4. Jaguar negro bebé
  5. León cachorro
Cada fotografía cuesta $50.00 pesos y tú decides si las compras impresas o en disco, si vas en grupo te conviene más en disco porque cuesta $80.00 pesos el disco con la primer fotografía y las siguientes $50.00 cada una. Yo me tomé con todos porque creo que es algo a lo que no tienes acceso muchas veces en la vida y es una experiencia muy bonita que bien merece una imagen que te haga recordar:

Jaguar pinto- mordida.
Jaguar negro.
León cachorro.
Jaguar pinto.
Jaguar pinto- beso.
Dromedario 1.
Dromedario 2.
Jaguar negro cachorro a punto de hacer piojito.
Jaguar pinto cachorro.
Es una experiencia hermosa y estoy muy agradecida de haberla vivido, cada que alguien me pregunta la recomiendo muchísimo; en el zoológico de San Diego no tienes esa experiencia tan cercana, hay algo parecido que cuesta casi $200.00 dólares pero no se acerca para nada a lo que vives en el Zoofari, aquí de verdad puedes disfrutarlos a pocos centímetros, ¡es maravilloso! ahora sí que como dice un slogan que promueve el turismo en México: "¡Tienes que vivirlo!".

Lorena Beltrán
¡Gracias por leerme y dejar tu comentario! 
Te invito a seguirme: benele  Instagram | Twitter | Facebook Blogger | Pinterest