lunes, 8 de septiembre de 2014

HACIENDO MALETA DE VIAJE

Hay gente que con anticipación prepara su maleta de viaje, me refiero a días de anticipación. Yo no soy de esas personas.

En aproximadamente 6 horas tengo que estar en el aeropuerto debido a un viaje de trabajo a la ciudad de México y acabo de terminar mi maleta. Salí de la oficina, hice dos mandados y finalmente llegué a mi casa alrededor de las 9:30 pm. Tranquilamente descansé un momento y me dispuse a hacer mi maleta, todo quedó en media hora:



Considero que he ido perfeccionando la forma de armar mi equipaje para que sea cada vez más práctica, a continuación algunos tips que me han ayudado:
  • Lleva sólo lo que necesitas, eso significa que resistas la tentación de llevar cambios adicionales 'por si a caso', créeme: NO LOS VAS A OCUPAR.
  • Haz una lista de lo que te hace falta (en la imagen se muestra una lista que describe lo que tengo que echar a mi maleta cuando esté por salir de casa).
  • Revisa el clima de la ciudad a donde vas, de esa forma podrás decidir qué tipo de ropa llevar en lugar de cargar para cualquiera de las 4 estaciones, aquí no aplica eso de 'mujer preparada vale por dos'.
  • Ordena las actividades que vas a realizar y empaca únicamente los atuendos que vayan acorde a tus compromisos. Ej. Voy sólo 2 días a un viaje de negocios, no hay necesidad de llevar atuendo de noche o outfit deportivo.
  • Opta por prendas que puedas combinar entre sí.
  • Lleva algo cómodo para el día de traslados, ten cuidado de no ensuciarlo y con esa misma ropa puedes regresar a casa.
  • Cuando hablamos de zapatos, lleva sólo un par que pueda utilizarse con los atuendos empacados, de esa forma ahorrarás mucho espacio.
Una vez que estableces prioridades, es mucho más sencillo ordenar todo dentro de la maleta. En algunas ocasiones, llega el momento en que termino mi maleta y siento que algo me hace falta pero después me doy cuenta de que estaba completa, una prueba de que he madurado por el hecho de no llevar tremenda maleta como en mis años universitarios.

Eso sí: ¡mi almohada de viaje que no falte! una rica siesta a nadie se le niega, tengo que asegurarme de que sea lo más placentera posible en la medida en que se pueda en el avión.

Lorena Beltrán
¡Gracias por leerme y dejar tu comentario! 
Te invito a seguirme: benele  Instagram | Twitter | Facebook | Blogger | Pinterest