sábado, 20 de septiembre de 2014

FAMILIA: EL TESORO MAS PRECIADO

Me siento tan afortunada y bendecida por tener a mi familia cerca de mí. Muchas veces cuando se es joven, dejas de lado cosas importantes como la familia porque nos dejamos llevar por el "qué dirán", le das más importancia a los amigos temporales que en ese momento aparentan ser casi hermanos, a salidas sin provecho alguno que sólo sirven para pasar el rato; no estoy diciendo que esté mal, en mi caso, me divertí muchísimo y lo sigo haciendo de vez en cuando, simplemente digo que en algunas ocasiones tenemos prioridades incoherentes.

A continuación Chepi (mi mamá), Mamá Esperanza (mi abuelita) y yo:

Pura belleza

Ahora que estoy un poco más grande (27 años, tampoco tantos jeje), me doy el tiempo de disfrutar a mi familia en cada momento que puedo, mantengo una vida bastante ocupada con poco tiempo libre o mejor dicho: prácticamente sin nada de tiempo libre. Y es que no quiero tener tiempo libre, prefiero ver en qué puedo emplearlo para que me traiga satisfacción personal y mucho de eso es invertido en pasar tiempo con mi familia, principalmente con mi madre y en muchas ocasiones con mi abuela. No sabemos cuanto tiempo tendremos disponible con vida, más vale aprovecharlo con las personas que amas y que también te aman, son esas personas las que valen la pena.

Desde hace algunos años, yo creo que en gran parte por la madurez que se adquiere con la edad, me percaté de algo que ha marcado positivamente la relación entre mi madre y yo: "No hay nadie en el mundo que me haya amado, me ame o me vaya a amar de la forma tan sincera y pura como mi madre", desde que pude comprender eso, empecé a llevarme mucho mejor con ella y a trabajar en mi paciencia para comprenderla; el tema de mi madre lo tocaré en otra entrada, solamente quiero expresar lo feliz que estoy de poder convivir con las personas maravillosas con las que Dios me mando a crecer a este mundo.

Disfruta a tu familia tanto como puedas, convive, regala amor, abraza y diles cuánto los amas, no dejes la oportunidad de decir lo que sientes y piensas porque probablemente mañana sea muy tarde.


No te duermas sin gritar en tu casa que amas a las personas que habitan en ella, no salgas de tu casa sin voltear a ver a tu familia y despedirte de ellos, tu esposa, esposo, hijos, hermanos, madre, padre... ¡díselos, acostúmbrate porque no te vas a arrepentir, olvídate de la vergüenza, dilo!

Lorena Beltrán
benele Instagram | Twitter | Facebook | Blogger | Pinterest
¡Gracias por leerme y dejar tu comentario!